domingo, 16 de febrero de 2014

Estadística de Lectura 2014 #01


Estadística de Lectura 2014 #01

Bien, empecemos con el pie derecho, ya que este año pare ser prometedor, al menos en cuanto a lectura se refiere. Y el número uno de este año comienza con un pequeño escalón, que yo me había llegado a preguntar qué ocurriría si esto llegaba a pasar, y pasó. Resulta que la pregunta era: ¿Qué pasaría si empiezo a leer un libro en diciembre pero termino hasta enero? Y eso fue lo que pasó con mi libro número 1 de este año, que decidí dejarlo como parte de este nuevo año, ya que leí más del 50% en enero, por lo que consideré impropio contarlo todavía como del año pasado, aunque hubiera sido un buen punto a favor de una estadística que me quedó tan mal respecto a mis deseos. Pero bueno, no hagamos el cuento largo y empecemos con el resumen.
Contraportada:
“Siempre pensé que Gatlin, mi pueblo, oculto en lo más profundo  de los bosques de Carolina del Sur, era un lugar perdido en medio de ninguna parte. Aquí nunca ocurría nada, y nunca cambiaba nada”
El Joven Ethan Wate contaba el tiempo que le quedaba para escapar de su pueblo hasta que una nueva estudiante, Lena Duchannes, llegó a su instituto, y le reveló un mundo secreto que había permanecido oculto bajo los robles cubiertos de musgo y las aceras agrietadas de Gatlin.
Hay una maldición.
A veces la vida se acaba.
Los ojos de Ethan se han abierto al lado oscuro de Gatlin.
Y ya no hay vuelta atrás.
Nada es lo que parece.
Reseña Personal:
Pues después de lo distinta que resultó la película del libro anterior, no tengo idea de cómo le van a hacer para acomodar lo que viene tanto en este libro como en los que siguen.
Ok, pasando al resumen. Tanto si vieron la película como si leyeron el libro, saben que al final Macon, el tío de Lena, murió en una especie de “intercambio” por la vida de Ethan. Por ahora no voy a puntualizar las diferencias entre la versión de la película y la versión del libro. A lo que voy.
Después de esto, Lena cae en un letargo, que al principio parece ser un duelo demasiado profundo, pero Ethan se da cuenta muy tarde de que en realidad se trata de una autoflagelación, un castigo autoimpuesto por Lena para castigarse por haber “matado” a su tío. Después de haber evitado cristalizar en la decimosexta luna, los poderes de Lena están un tanto fuera de control, especialmente los que conciernen al fuego, que es considerado un poder oscuro. Entonces Lena conoce a John Breed, un misterioso personaje, con poderes de íncubo y de caster, quien junto con Ridley, la convencen de huir hacia la “Frontera”, un lugar donde no existe Luz ni Oscuridad, sino sólo poder. Cada vez más del lado de la oscuridad, con ambos ojos dorados, Lena acepta, sin saber que se dirige a una trampa, ya que Abraham Ravenwood (Antepasado de Macon y contemporáneo de Genevieve) junto con Sarafine han invocado la decimoséptima luna para obligarla a cristalizar en lo que ella está convencida debe ser la oscuridad.
Ethan, acompañado por Link, Olivia (ayudante y aprendiz de Marian) y Licille (la gata que pertenecía a sus tías), y armado con una reliquia heredada por su madre, el “Selenómetro” de Olivia y los mapas dibujados por su tía Prue, iniciarán su viaje a través de los Túneles Caster, que recorren todo el mundo por el subsuelo, para alcanzar y rescatar a Lena antes de que sea demasiado tarde.
Contraportada:
“Es curioso cómo en Gatlin las cosas buenas van unidas de las malas. Tanto es así que algunas veces es difícil distinguir cuál es cuál”.
Ethan y Lena pensaban que ya se habían acostumbrado a los acontecimientos extraños e imposibles que ocurrían en su Gatlin Natal. Sin embargo, cuando regresan a casa, las palabras “Extraño” e “Imposible” adquieren un nuevo significado.
Plagas de langostas, oleadas de calor y devastadoras tormentas asuelan la ciudad y, o a medida que pasa el tiempo, cada vez resulta más evidente que algo o alguien deberá sacrificarse por Gatlin… Pero ¿Quién?
En muchos momentos, no hay sólo una respuesta o un camino. En ocasiones  tampoco hay vuelta atrás. Y esta vez tampoco habrá un final feliz.
Reseña Personal:
Lena y Ethan se encuentran juntos de nuevo y de vuelta en Gatlin. Pero la decisión de Lena no ha sido gratis. No sólo ha costado las vidas de su tía Twaila (del lado de la luz) y su primo Larkin (del lado de la oscuridad). El “Orden de Las Cosas” ha sido roto y todo parece indicar que es el principio del “Fin del mundo”. Los casters no tienen control sobre sus poderes; Link, mordido por John Breed, ahora tiene poderes de íncubo, Olivia ya no puede ser guardiana; Marian va a ser juzgada por la intervención de Olivia en la decimoséptima Luna; Ethan está experimentando cambios inexplicables; Amma visita a vudús oscuros; Ridley ha sido convertida en Mortal; y la señora Lincoln pronostica el fin del mundo.
Entre tanto, Abrahan y Sarafin buscan con desesperación a John Breed, ya que el parece ser una pieza clave para restaurar o crear un nuevo orden el cuál se dará durante la decimoctava luna. Entonces la Lilium, la Reina Demonio, que está más allá de la luz o la oscuridad, les anuncia que para restaurar el orden y evitar que el mundo termine en la decimoctava luna, “El uno que son dos” deberá sacrificarse. La pregunta ahora es ¿Quién es el “Uno que son dos”?
Lena es Luz y Oscuridad, John Breed es Caster y es íncubo, Link es íncubo y mortal, Ethan está vivo y está muerto...
Macon, Marian y Amma harán todo su esfuerzo por encontrar una respuesta, mientras que Gatlin es destruido poco a poco, llevándose las vidas de los seres más queridos de nuestros personajes.
————O————
Bueno, pues esta es la primera entrega del año, espero que les haya gustado, y creo que no tardaré mucho en traer la segunda, ya que mi libro actual está fluyendo como agua. Hasta la próxima, y nos seguimos leyendo…
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada