viernes, 10 de enero de 2014

Tragedia de fin de Año



Tragedia de Fin de Año
Hola a todos mis seguidores. Antes que nada quisiera, encarecidamente disculparte con tod@s ustedes por la total falta de actividad en el blog. Pero espero que con lo que voy a platicarles me puedan comprender un poco.
Pues hoy vengo a platicar que ando chipil. Vino a suceder que el Domingo 22 de Diciembre, en la mañana ocurrió algo, no sé bien qué, el caso es que hubo una descarga eléctrica aquí en donde vivo. Nada grave pasó, aparentemente. Pero resulta que cuando regresé a atender mi Lap (que por lo regular la dejo prendida) estaba apagada, lo cual se me hizo muy raro, así que procedí a encenderla. Aparentemente todo iba bien, salvo por el hecho de que se quedó mostrándome el logo de Windows durante más de 8 minutos, detalle para nada normal. Entonces la desconecté y retiré la pila para volverlo a intentar… ¡Lo mismo!, del logo de Windows no pasaba. Volví a desconectarla y entonces me sugirió el arranque con reparación de errores de inicio, y la tomé. Duró casi 2hrs, y me mostró un mensaje que decía que se habían recuperado errores. La máquina reinició y ¡¡¡OTRA VEZ!!! Trabada en el logo de Windows. La vuelvo a reiniciar y me vuelve a mandar a “reparación de errores de inicio”. Pero para mí ya era muy tarde, así que dejé la máquina trabajando y salí a atender mis ocupaciones.
Regresé casi 6hrs después, y la compu aún estaba exactamente donde la dejé, sólo que ahora mostraba un mensaje que decía “Reparando errores en el disco”. Sentí frustración y miedo, y esperé. Poco antes de acostarme, al regresar a mi cuarto, la pantalla seguía igual. Pero justo al sentarme en mi cama veo que la pantalla se apaga y empieza a reiniciar el sistema. Me emocioné mucho pero… algo no andaba bien… había un ruido… un intermitente “Clac, clac, clac…” y algo más… no apareció el logo de Windows, más bien, la pantalla se llenó de letras blancas. Me acerqué a leer y entonces el alma se me fue al piso…
“Error de disco de arranque. Inserte un disco de arranque válido y presione cualquier tecla para continuar”
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
¡Esto no podía ser posible!
Lo intenté otra vez. Reinicié la máquina… ¡Lo mismo! Otra… y otra… y otra… y otra… ¡NADA! Quise tirarme a llorar… 260Gb llenos de programas, música, videos, imágenes, películas, fotos, documentos… información confidencial de mi trabajo, trabajos e información de mi coro… plantillas de imágenes y documentos y publicaciones para mi página y para el foro. Lo digo en serio… cuando la máquina andaba de buenas me mostraba que me quedaban 4Gb libres, pero por lo regular oscilaba entre el 1.5 y los 2Gb de espacio libre…
Opté por retirar el disco duro y comprobar si era eso lo que sonaba… no pude hacerlo xq estaba hirviendo. Pensé seguramente ese era el problema y dejé reposar la compu toda la noche. Por mañana hice un nuevo intento, pero los resultados fueron los mismos… el “Clap, clap, clap” y el mismo mensaje.
Bueno… hice todo el esfuerzo del mundo para tomármelo con calma… acababa de recibir mi aguinaldo, y lo de menos era volver a poner funcional mi compu. Podía comprar e instalar un disco duro nuevo, incluso de mayor capacidad… podía recuperar fácilmente el 80% de los programas, y tal vez un 30% de documentos e imágenes.
Y así lo hice, el mero día 24 me entregaron mi compu, como un bebé recién nacido… y llevo todos estos días tratando de ponerme al día. Tratando de recuperar y volver a ponerla tal y como estaba antes… aunque por ahora ya nada es igual. Y me va a costar mucho trabajo que lo vuelva a estar…
Como decía antes… el lado positivo es que, efectivamente, ahora compré un disco de 500Gb, y me instalaron una versión mejor de Windows que la que tenía. Y pues paso a pasito, pero allí voy, pero sí.
Y lo que me duele en esta parte, es que, al igual que durante la semana de Aniversario del blog, ya tenía listos y guardados muchos temas para cerrar el año, empezando por mi estadística de lectura, y un gran avance en el capítulo 9 del fic, por lo que me sentía yo ya con toda la libertad de empezar a publicar el capítulo 8. Pero con todo esto… bueno ahora sólo queda ponerme a trabajar, a hacer metas y ponerme al corriente con los trabajos atrasados… ¡Cumplir con los compromisos! Y les puedo adelantar que (secretamente, claro) uno de mis ideales para este año es alcanzar la publicación número 300, nuevamente para el aniversario… espero que con tantas nuevas secciones abiertas y por abrir haya material suficiente para conseguirlo.
Esta ha sido mi tragedia de fin de año, y la verdad es que aún estoy muy chipil…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada